A precio razonable, tarjetas madre de portátiles, que no estén saqueadas, que no funcionen (dañadas). De modelo no muy antiguos (para procesadores i3, i5, i7).