Se imaginan ir por una carretera y ver venir un F1 por el espejo