El embrague es la parte mecánica que une al motor con el resto del vehículo trasmitiéndole la potencia generada.

MOTOCICLETAS AUTOMÁTICAS CON Y SIN CAMBIOS

* Los ciclomotores que no tienen cambios, o sea solo tiene una marcha, tienen varios sistemas de transmisión pero todos se basan en el mismo principio. Uno o dos patines al que la fuerza centrífuga proporcionada por el cigüeñal, empuja hacia afuera los patines pegándolo contra las paredes de la campana. Esta a su vez está conectada mediante una cadena o engrane a la caja de velocidades y al cigüeñal que es el que proporciona la fuerza.

En estas motocicletas la velocidad final la determina las rpm (revoluciones por minutos) del motor y el embrague cuando se encuentre totalmente adherido a la campana que se integra al cigüeñal. En cuanto el motor se acelere y las ruedas no aceleren su marcha acompañando el embrague comenzará a patinar nuevamente.

Veamos la imagen



En verde la campana que está unida a la caja de velocidades automática. En gris los patines que portan el verdadero patín (en negro) de roce que va vulcanizado a la pieza de metal gris. En azul (R) los resortes que tiran del patín tratando de cerrarlo cuando la moto está detenida. E es el eje del cigüeñal. M es el movimiento del patín cuando inicia la marcha. Funcionamiento. Al acelerar el motor el eje E levanta velocidad y por inercia los patines grises se abren pegándose contra la campana verde que a su vez trasmite la potencia a las ruedas mediante los engranes. Fácil ¿verdad?

Este tipo de embrague generalmente funcionan en seco (sin aceite). Es el embrague típico y común de las motocicletas automáticas sin cambios. Ojo que cuando tiene 2 o más cambios automáticos cambia el funcionamiento aunque es similar.

El tipo de embrague de abajo es -o era- del tipo económico (evidente) que usaban varios ciclomotores automáticos sin cambios entre ellos el italiano Agratti de 50 cc


El embrague de abajo en rojo una pieza de goma que en su centro tiene forma de estrella que a su vez está apoyado en un eje con forma de estrella (en amarillo) que está conectado al eje que es el cigüeñal. Al levantar velocidad el eje (acelerando el motor) la pieza en amarillo tiende a forzar a la pieza de goma en rojo haciendo que esta se pegue contra la campana (en azul) que trasmite la potencia a las ruedas mediante engranes. Igual sistema que el anterior pero dentro -bañado- de aceite.



Embragues de motocicletas con cambios

Las motocicletas con cambios (de 2, 4, 5 y 6 cambios) tiene el sistema muy parecido a los automóviles. Dentro de la misma campana anteriormente nombrada, y en el mismo lugar se encuentran placas metálicas intercaladas con placas de un material antideslizante parecido al que se usan en las cintas de freno. Cuando se presiona el embrague se separan las placas dejando en libertad al motor y a la caja de velocidades y sus engranes de reducción. Luego de colocar el cambio correspondiente y mientras se acelera el motor se comienza a soltar la palanca del embrague y las placas comienzan a unirse mediante unos resortes (muelles) que la mantienen pegadas a todas juntas sobre el mismo eje que es el mismo que usa el cigüeñal. Cuando la palanca del embrague se haya soltado del todo las placas estarán firmemente unidas y la fuerza del motor será transferida a las ruedas.


Abajo una placa de embrague clásica (también es parecida en los autos) puede haber más de una. E es el eje del motos (el cigüeñal). F es el borde metálico de la placa. Los que está en rojo es un material muy parecido al corcho prensado.

ABAJO de perfil para una mejor explicación - El pistón P mueve nueve la biela y esta a su vez mueve el cigüeñal (C) que unido a un eje largo (E) que corre a lo ancho del motor de lado a lado (de un lado el embrague del otro el sistema eléctrico).








El movimiento se trasmite a las placas "a" y "a" que presionan permanentemente a "F" en modo de marcha o libre de cambios en reposo.

Cuando presionamos el embrague anulamos la fuerza de unos resortes que presionan a las placas "a" contra la "F" permanentemente y queda libre la caja de cambios respecto al motor con lo que podemos poner un cambio.

Luego de colocado el cambio soltamos el embrague suavemente y las placas "a", "a" y "F" comienzan a rozar hasta que el embrague está libre de presión nuestra.

A ver si entendemos la base de los embragues. El embrague realiza la función de separar el movimiento del motor que siempre está andando/encendido del vehiculo que se encuentra en reposo o no.

Cuando con el pie o mano presionamos el embrague lo que hacemos es separar la tracción del motor de la velocidad del vehiculo (en caso que esté en marcha). Eso se logra cuando las placas "a" y "a" dejan de presionar la placa "F" que es quien tiene la potencia directa del motor. ¿Está claro?

* En los vehículos de cambios automáticos el embrague comienza patinando hasta que ya no lo hace. A medida que levanta velocidad el vehículo el próximo cambio se pone en posición mediante inercia o giros -rpm- y/o resortes controlados en su dureza # fuerza, por la aceleración del motor y transmisión. Más una serie de resortes que lo tiran hacia la posición de descanso permanentemente para cuando se reduzca la velocidad o este salga de su posición de marcha. Todo esto por supuesto montado -entre otras- sobre piezas que se llaman sincronizadores que hacen la tolerancia al encastre de un diente con otro en los engranes. (¿vistes cuando le yerras el cambio o no aprietas bien el embrague y se escucha un ruido de hierros apunto de romperse? bueno los sincronizadores son parte de la razón que no se rompan y que además puedas a velocidad colocar el siguiente cambio.

En los motores con cambios automáticos (totalmente automáticos) el consumo no es la prioridad, pero la duración del motor es la máxima -se supone-, ya que al andar con las vueltas (RPM) justas siempre el motor sufrirá menos que de modo manual donde la "oreja" del conductor manda cuando escucha que el motor grita ¡¡poné otro cambio loco!!!!.

Claro se pierde el placer de manejar.
Consideración final.

No permanezca en los semáforos con el cambio puesto. Esto produce un desgaste mayor y más rápido del embrague.

Colocar cambios a destiempo, por ejemplo tercera marcha a 20 km/h provoca un desgaste enorme en el motor (más que la velocidad elevada). Cada fabricante sugiere una velocidad para cada cambio. Pero esto en realidad "lo sugiere" las RPM del motor. si el motor levanta más vueltas el cambio "se estira" más tiempo. Y si corres esto es una ventaja fenomenal ya que aunque no lo parezca a primera vista el hacer cambios lleva a una pérdida de tiempo considerable, todo esto sin contar el riesgo de hacerlo mal.


fuenteedcamelot.com