25/9/09
J-WRC: La lucha por el segundo puesto al rojo vivo

El piloto alemán Aaron Burkart luchará por su segunda victoria de la temporada en el Campeonato del Mundo de Rallyes Junior en el próximo Rally Catalunya, con el objetivo de arrebatarle el subcampeonato a su compañero en Suzuki, Michal Kosciuszko.



Martin Prokop sentenció el título Junior en el Rallye de Finlandia, en agosto, pero el piloto checo y su Citroën C2 también estarán en Salou, donde espera repetir la victoria del año pasado y cerrar su exitosa campaña con cuatro triunfos en el J-WRC 2009.
Si Prokop - o cualquier otro piloto - gana, Burkart no puede finalizar más allá del segundo puesto, si es que quiere asegurarse el subcampeonato. Kosciuszko no correrá en España, ya que ya ha completado su programa de seis pruebas.
Burkart es un piloto fuerte en asfalto y consiguió su primera victoria Junior en las pistas del Rallye de Irlanda, el pasado mes de febrero. Sin embargo esos tramos tienen poco en común con las especiales súper lisas y rápidas de la región de Tarragona.
La carrera final del campeonato Junior seguirá el mismo patrón que la temporada pasada, con especiales situadas fuera de la población de Salou y un total de seis tramos a lo largo de cada uno de los tres días de competición. Las carreteras del sur de Barcelona son lisas y rápidas, pero la geografía montañosa del interior puede provocar condiciones climáticas caprichosas; un verano indio puede volverse lluvioso de repente, poniéndole las cosas difíciles incluso a los pilotos más valientes.
A parte del Suzuki oficial de Burkart habrá un coche gemelo pilotado por el italiano Simone Bertolotti y un Swift privado en manos del francés Yoann Bonato.
Luca Griotti volverá a la acción entre los Junior con su Renault Clio, y Kevin Abbring, con otro Clio R3, tratará de repetir su victoria del pasado mes de junio en el Rallye de Polonia. Desafortunadamente para el holandés, ni siquiera una victoria le permitirá mejorar su cuarta posición en la clasificación final.
Jordi Martí participará como wildcard en el Rally Catalunya, el español pilotará un Clio R3.
Sin embargo, todas las miradas estarán puestas en la lucha por el segundo puesto, y Kosciuszko tendrá que ver desde fuera como su compañero de equipo, Burkart, hace todo lo posible por quitarle el puesto.